Ayuno con diamantes

Rocío Vargas

El ayuno se define como la abstinencia voluntaria de algunos o todos los alimentos y bebidas por razones terapéuticas, espirituales o políticas.

Tipos:

En humanos, los tres tipos de ayuno intermitente (AI) más estudiados son:

  • Los de días alternos.
  • 5:2 (ayuno de 2 días a la semana).
  • La alimentación diaria con restricción de tiempo, que tiene como premisa, promover en los seres humanos, el ayuno de al menos 12 hasta 24 horas, que suele dar lugar a una disminución significativa del 20% de la glucosa sérica y a una reducción de la carga hepática, llevando todo esto a los siguientes pros.

Beneficios:

Siiii, el que todos tenemos en la cabeza…el AI + déficit calórico = PÉRDIDA DE PESO, pero los beneficios del AI no quedan ahí:

  • El cambio metabólico del uso de la glucosa como fuente de combustible al uso de ácidos grasos y cuerpos cetónicos, es decir, empezaremos a usar las grasas como combustible, por lo que nuestro % graso descenderá. La restricción de carbohidratos desencadena también estos cambios.
  • Mejoras en la regulación de la glucosa, la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la pérdida de grasa abdominal. ¿Aún te lo estás pensando?
  • Además, hay estudios de protocolos de ayuno en pacientes oncológicos, sometidos a quimioterapia que respaldan su viabilidad y seguridad general. En particular, en pacientes con cáncer de mama con receptores hormonales positivos que reciben terapia de estrógenos.

Obstáculos:

  1. Las 5 comidas. El arraigo de la población a las tres comidas diarias más varios tentempiés… La abundancia de alimentos y la amplia comercialización son también obstáculos importantes a superar.
  2. La vocecita interna que te avisa que aunque no tienes hambre, es hora de comer: al iniciarse en el AI, muchos experimentarán hambre emocional, irritabilidad y una menor capacidad de concentración durante los períodos de restricción de alimentos; pero debemos saber que estos efectos secundarios desaparecerán en el plazo máximo de un mes.
  3. Busca un profesional cualificado. La mayoría de los médicos no están capacitados para prescribir intervenciones específicas de ayuno intermitente, bastante tienen con lo suyo. Debes consultarle a un dietista o nutricionista para asegurar que tus necesidades nutricionales se satisfacen y que recibes una educación y asesoramiento continuo.

¡Síguenos en nuestras redes para estar al día de todas las novedades!

Related Articles

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *